Google

Jueves, 19 de abril de 2012

VIDEO: INOLVIDABLE GILA

Volver a pagina de comienzo

Nos fusilaron al anochecer; nos fusilaron mal. El piquete de ejecución lo componían un grupo de moros con el estómago lleno de vino [...] Apretaron el gatillo de sus fusiles y caímos unos sobre otros. Catorce saltos grotescos en aquel frío atardecer del mes de diciembre.

Así relata el propio Gila un episodio que lo tuvo como protagonista. El resultado fue que, en serio, los fusilaron mal: el borracho pelotón erró la mayoría de los tiros. Gila, ileso, -en un gesto premonitorio de sus futuras habilidades- teatralmente se tiró sobre uno que estaba herido y que daba grandes gemidos. “¡Calla hombre, que nos van a rematar!”, le susurró.

Era 1938, tenía 19 años y a la Guerra Civil española le quedaban pocos meses para finalizar. Fugado luego de ese episodio y nuevamente atrapado por los nacionales de Franco –él era un voluntario de las fuerzas de la República-, ya en 1942, desde la cárcel, comenzó a publicar dibujos humorísticos.

Poco menos de una década más tarde, saltó como espontáneo a un escenario, donde hizo reír al público con un monólogo donde describio con mucha gracia recuerdos personales de su participación en aquel conflicto.

Y no hay que creer que fue el único hecho paradójico que vivió.

"Yo estaba en el frente de El Pardo, en Madrid. Como tenía una bicicleta, cuando había tiempo me iba hasta mi casa, dormía allí, y al día siguiente volvía al frente. El día que justo cumplía 18 años, cogí la bicicleta y me fui a mi casa a celebrarlo. A la mañana siguiente, cuando llegué al frente, me dijeron: ‘Tu regimiento no está aquí, se fue a Guadalajara’ (a unos 55 km.). Entonces con la bici me fui hacia allí; ya era de noche cuando llegué y vi un fuego con unos soldados alrededor, me acerqué y dije: ‘Oye, ¿dónde esta el quinto regimiento?’. Me respondieron: ‘Nosotros somos nacionales, tu regimiento está en aquel lado de allí’.

Sin duda, la guerra marcó su personalidad, y por ende, su humor, muchas veces negro, bestia incluso, donde a los chistes sobre ese tema, deben sumarse, por ejemplo, los de situaciones de violencia familiar, con disminuidos físicos, o gente con no muchas luces, clara alusión a cierta tipología de una España rural que si bien no existe, todavía guarda algún que otro rasgo.

"Mi humor se basa en la crueldad de los hombres dicho con ingenuidad de niño. Yo trabajo con el absurdo lógico. Con mi estilo puedo hacer creer a la gente que en una rifa me ha tocado una vaca y que la he puesto en el balcón para tener leche fresca. Jamás podré hacerles creer que esa vaca juega al truco".

Ese componente surrealista tenía en escena un elemento material, el teléfono. Con el creaba situaciones que navegaban entre la inocencia y el absurdo, pero sobre todo en una profunda mirada sobre el ser humano.

Como decia el propio Gila... "El humor es un arma que no mata, lesiona nada más". Maravilloso Gila, verdad? Espero que te haya gustado el articulo y los videos... muchas gracias por tu visita... y por tu solidaridad con mi pagina!

Fuente: larisaylocomico


Tags: videos, humor, historia, gila, guerra, risas, chiste

Comentarios

Añadir comentario

  • Autor: Claudia
  • Fecha: Jueves, 19 de abril de 2012
  • Hora:17:17

Avergonzado Aló. Está Victorhpi? Que se ponga. jajaja. Este Gila no tiene igual. Es estupendo. Gracias, Victorhpi, por recordárnoslo. Un abrazo. Muchas risas


Locations of visitors to this page

BloGalaxia Ranking de blogs Ranking de blogs blog Unión de Bloggers Hispanos Technorati Profile