Google

Jueves, 27 de septiembre de 2012

LA RABIA: CIEN POR CIEN MORTAL

UNA ENFERMEDAD QUE NO TIENE CURA

Volver a pagina de comienzo

Imagina una enfermedad con un 100% de mortalidad confirmada desde hace miles de años. Se contagia a través de la sangre, por mordiscos o picaduras. Un par de semanas pueden ser suficientes para arrasar un cerebro humano y acabar con su propietario. Esta enfermedad mata además a 55.000 personas al año.

Aunque no disponemos de ningún medicamento capaz de controlarla, sí hay una alternativa. Lastima que la ignorancia y la superstición se opongan a ella. La rabia es una enfermedad que ha preocupado a la humanidad desde la antigüedad. Esta causada por un virus que se siente igual de cómodo en muchos mamíferos como perros, gatos, murciélagos o los propios humanos.

La transmisión suele deberse a un mordisco que pone en contacto saliva contaminada con la sangre de la siguiente victima. También puede producirse por transfusiones o, rara vez, en un transplante de órganos.

Una vez dentro del organismo, busca las terminaciones nerviosas desde donde se propaga hasta el cerebro. Cuando llega, la suerte esta echada. Por sus características, la rabia es la pesadilla de cualquier médico.

Inicialmente, el virus no presenta síntomas. Después de una fase inicial de incubación, el paciente comienza a sufrir los síntomas poco claros como dolor de cabeza y cuello o nauseas. Mas tarde aparecen los síntomas clásicos como hidrofobia. Y ya es demasiado tarde.

Los antibióticos no sirven de nada frente a un virus y los tratamientos antivíricos clásicos tampoco son suficientes. La muerte es inevitable y generalmente se produce por parada cardiaca. Un virus de la rabia tan contagioso como la gripe sería una catástrofe seguramente definitiva. Pero si se trata de una enfermedad tan terrible y sin cura, ¿por qué no oímos hablar más de ella?

La razón es que no tiene cura una vez que aparecen los síntomas, pero disponemos de una vacuna muy, muy eficaz, casi el 100%.

La primera versión fue desarrollada en 1885 por Louis Pasteur y Emile Roux. Como todas las de la época, utilizaba virus debilitados que eran suficientes para activar las defensas del organismo sin contribuir a la infección. Si esta vacuna es aplicada tras la mordedura, pero antes de que aparezcan los síntomas, el cuerpo tiene tiempo a preparar sus defensas para enfrentarse al virus (foto inferior). Así pueden salvarse todos aquellos con acceso a la vacuna y que decidan utilizarla.

Como en otras enfermedades, rechazar las vacunas tiene un alto coste en vidas humanas. Hoy en día, sigue siendo la mejor esperanza. Paradójicamente, disponer de una vacuna tan eficaz he ralentizado el avance para comprender la enfermedad.

Cuando se llega demasiado tarde, solo quedan las soluciones desesperadas. El llamado “protocolo de Milwaukee” surgió en 2004 de una situación como esta. Una chica de 15 años sufrió la mordedura de un murciélago pero no le dio importancia. 37 días después fue ingresada de urgencia.

Enfrentados a la amenaza de un muerte segura, los médicos decidieron inducirle un coma confiando en que el propio cuerpo fuese capaz de defenderse si se le daba el tiempo suficiente. Es un método extraordinariamente peligroso. Pero funciona. A veces. De 41 casos, 6 personas han sobrevivido con diferentes niveles de lesiones neuronales.

Fuente: cienciadebolsillo.com


Tags: curiosidades, curioso, enfermedad, virus, rabia, vacunas, mordedura

Comentarios

Locations of visitors to this page

BloGalaxia Ranking de blogs Ranking de blogs blog Unión de Bloggers Hispanos Technorati Profile