Google

Jueves, 28 de noviembre de 2013

HISTORIA DE LAS CABINAS DE TELEFONO INGLESAS

SU DISEÑO ORIGINAL FUE SACADO... DE UNA TUMBA

8108822944_f1b4fbf3f5_c

Volver a pagina de comienzo

Uno de los mayores logros del diseño industrial del siglo XX esconde sus orígenes en un cementerio en el norte de Londres. En este lugar descansan los restos del arquitecto John Soane junto a su mujer debajo de una estructura elaborada con una mezcla de mármol de Carrara y piedra de Portland.

Tumba de John Soane, cementerio Old St Pancras, Londres. Foto: Grahamc99 bajo lic. CC

Fue aquí donde Giles Gilbert Scott tomó las formas de la tumba de Soane como inspiración para diseñar la icónica cabina telefónica roja que hoy es un símbolo mundialmente reconocido.

En 1924, Scott, un reconocido arquitecto, fue invitado a participar en un concurso para rediseñar la cabina K1. Este primer intento de instalar teléfonos públicos en 1920 no fue bien recibido por los habitantes londinenses, que no dudaron en dejar claro su descontento con el diseño a las autoridades.

banner-k1-mk-234

Tras las protestas, el servicio de correos británico, en colaboración con la comisión real de arte, decidió contactar con varios arquitectos para participar en un concurso restringido que acabó ganando Scott.

Su solución se enmarcaba una vez más en esa combinación entre modernidad y tradición que él tanto defendía. El diseño exterior era lo suficientemente clásico para atraer a aquellos que desconfiaban de la tecnología.

El interior incluía innovaciones tales como un sistema de ventilación que permitía circular el aire mediante perforaciones en la cúpula. Además, “el cristal estaba dividido en pequeños paneles para ser reemplazado con rapidez en caso de rotura”.

Para el color de la estructura, Scott propuso pintar la parte exterior con un tono plateado y el interior con una mezcla de azul y verde. El servicio de correos, en cambio, insistió en el rojo para mejorar su visibilidad en caso de emergencias, una solución que acabó imponiéndose.

Green_Telephone_Box,_Fangdale_Beck_-_geograph.org.uk_-_23291

Esta decisión acabaría siendo aceptada en casi todo el país menos en algunas zonas rurales, donde años después las protestas de los residentes consiguieron cambiar el color de las cabinas a verde para que estuviesen más integradas con los colores de la campiña inglesa.

En total se fabricaron 1.700 unidades de esta segunda generación de cabinas que se instalaron casi exclusivamente en Londres. Dos factores impidieron su propagación por el resto del país: su coste elevado de fabricación y su gran tamaño hacían muy caro transportarla.

Con el tiempo se fueron haciendo versiones más modernas de la popular cabina. Incluso llegó a haber una con un buzón incorporado para enviar cartas, y una máquina para comprar sellos... aunque el enorme ruido que producía la máquina molestaba a las personas en el interior. Sólo se llegaron a fabricar 50 de este tipo.

banner-k4

Pero la mayor amenaza reciente para la supervivencia de las populares cabinas inglesas viene de la mano de los teléfonos móviles. En Reino Unido, como en muchos países modernos, la penetración de los celulares es casi del 100% entre la población, un hecho que va camino de convertir la cabina telefónica en un servicio obsoleto. 



Interesante historia de uno de los iconos de la cultura británica, no crees? Espero que te haya gustado el artículo... muchas gracias por tu visita... y por tu solidaridad con mi página!

Fuente: yorokobu.es


Tags: curiosidades, curioso, telefono, cabinas, inglaterra, icono, historia

Comentarios

Locations of visitors to this page

BloGalaxia Ranking de blogs Ranking de blogs blog Unión de Bloggers Hispanos Technorati Profile