Google

Martes, 25 de marzo de 2014

UN CHATARRERO ENCUENTRA UN HUEVO FABERGE

UNO DE LOS HALLAZGOS DEL SIGLO

Photo

Volver a pagina de comienzo

Cuando un chatarrero del medio oeste de Estados Unidos compró un ornamento dorado en un mercado de baratijas, nunca pensó que era el propietario de un huevo Fabergé de 20 millones de dólares que perteneció a la corte imperial rusa.

En un misterio acorde con la tumultuosa historia de la ostentosa élite rusa, el huevo dorado de ocho centímetros de altura salió de San Petersburgo tras la Revolución Bolchevique de 1917 y luego desapareció durante décadas en Estados Unidos.

¿Sabes qué son los huevos Fabergé? La Fiesta más importante del calendario de la iglesia ortodoxa rusa es la Pascua. Se celebra con tres besos y el intercambio de huevos de Pascua. Por lo que respecta a los huevos imperiales de Fabergé, estos comenzaron a fabricarse en 1885 cuando el zar Alejandro III encarga un huevo de Pascua para su esposa, la emperatriz María Fyodorevna.

El huevo recordaba a la patria de la emperatriz, Dinamarca, ya que el joyero se había inspirado en un huevo de pascua que se encontraba en las colecciones reales danesas y tanto agradó a la zarina que el zar ordenó que Peter Carl Gustavovich Fabergé fabricara un huevo de Pascua cada año para la zarina, estipulando solamente que el huevo fuese único y que encerrase una sorpresa.

Entre los materiales usados por Faberge figuran metales como el oro, platino, plata, cobre, níquel, paladio, acero que fueron combinados en distintas proporciones con el fin de conseguir diferentes colores para la "cáscara" del huevo. Además, también abundan los zafiros, rubíes, esmeraldas y diamantes.

Un hombre no identificado de Estados Unidos lo encontró cuando buscaba gangas de oro y lo compró por 14.000 dólares, esperando ganar algo de dinero vendiéndolo para su fundición. Pero nadie se lo compró al pensar que el precio del reloj y las gemas colocadas en su interior era excesivo.

Desesperado, recurrió a Internet y entonces se dio cuenta de que podía tener el huevo que el zar Alejandro III regaló a su esposa, Maria Feodorovna, por Pascua en 1887.

Cuando el chatarrero se puso en contacto con la casa de antigüedades londinense Wartski, quedó conmocionado. "Se le quedó la boca seca del miedo, simplemente no podía hablar. Un hombre con vaqueros, zapatillas y una camiseta lisa me enseñó fotos de un huevo del periodo imperial. Sabía que era auténtico" dijo a Reuters Kieran McCarthy, director de la casa de antigüedades Wartski.

"Estaba totalmente fuera de si - no podía creer el tesoro que tenía", dijo McCarthy, que luego viajó a un pequeño pueblo en el medio oeste de EEUU para inspeccionar el huevo en la casa de su nuevo dueño.

Wartski adquirió la pieza en nombre de un coleccionista privado. McCarthy dijo que no podía revelar la identidad del hombre que encontró la pieza, el precio de venta o el nombre del coleccionista, aunque indicó que éste último no es ruso.

Sorprendente, verdad? Espero que te haya gustado el artículo, quién sabe si algún día nosotros podamos hacer un hallazgo casual de este tipo... soñar es gratis! Muchas gracias por tu visita... y por tu solidaridad con mi página!

Fuente: reuters.com, wikipedia


Tags: curiosidades, curioso, Zar, Rusia, huevos, Pascua, Fabergé

Comentarios

Locations of visitors to this page

BloGalaxia Ranking de blogs Ranking de blogs blog Unión de Bloggers Hispanos Technorati Profile